23 feb. 2008


Otro biopic de gran estrella con vida desgraciada. Sustentada por el gran trabajo de Marion Cotillard que logra dar vida a ese monstruo (en las dos acepciones, por su grandiosidad como cantante y por su crueldad como persona) que se llamaba Edith Piaf.

El director me conseguía liar con tanto salto pa'lante y pa'trás. A veces no distinguia entre las diferentes Edith y me costó un poco seguir la trama, y eso que yo me tengo por avispado. No es una película desastroza, pero es más de lo mismo. Ahora felices a los fans de la cantante, pero no a los que les guste el buen cine.

Eso si, ya me he apuntado el nombre del actor/cantante que da vida al boxeador, Jean-Pierre Martins. Oh la la!


Gerardo recorre el campus de su universidad en busca de Jonás. Él está sentado en una escalera tratanto de entender lo que le está pasando. Los besos de Gerardo pasan a más, y acaban como tantas veces desnudos en una cama. El amor de Gerardo es tan enorme que no le deja ver, y mucho menos entender, el desinterés de Jonás.

México llevo unos años queriendo recuperar para su cine unos temas que no había tratado mucho, y esta película se mete de lleno y sin muchas censuras sobre una historia de amor homosexual. Lastima que hayan necesitado dos horas y veinte para contarla, ya que has despreciado la fuerza de eso que llamen ser conciso.

Si no fuera porque la historia se alarga y hay muchos momentos donde no pasa nada, el resultado sería más satisfactorio. Eso sí, si alguien quiere ver en pantalla el desamor en todas sus etapas y gamas, aqui el joven actor Miguel Angel Hoppe da una master-class. Sin lugar a dudas un pedazo de actor mexicano a tener en cuenta.


Sólo la venganza es lo que mueve al antiguo barbero Barker. Ahora bajo la apariencia de Sweeney Todd regresa a Londres para ajusticiar a aquel que destrozó su vida y la de su familia.

Este musical es ya uno de los clásicos. Representados por todo el mundo por gente como Angela Lansbury en su estreno en 1979 hasta por la voz de Constantino Romero aquí en España. Me cuesta pensar en otro mejor director que Tim Burton que sabe cómo hacer clásicos de cuentos de terror, y que ha salido muy bien parado del reto del musical.

Otro gran acierto ha sido elegir a Johnny Deep que además de dar un nuevo recital de interpretación, y hacernos olvidar a Jack Sparrow, canta de puta madre. No es muy santo de mi devoción, pero innegable que Helena Bonham-Carter brilla como la señora Lovett (y no está sólo por ser la señora de Burton).

El resto del reparto no está mal, y además cantan mejor que los protagonistas. En especial el pequeño Toby (Ed Sanders) que participa en mi escena musical favorita, la de "NOT WHILE I´M AROUND". Completan el elenco una chica rubia con el estilismo de Christina Ricci en SLEEPY HOLLOWS/99, un Borat en un papel que ni fú ni fá, Alan Rickman de nuevo de malo clásico, y un chico de aire afrancesado con unos labios que merecen recordar.

Sangrienta, canibal y descorazonadora. Un cuento más cercano a la pesadilla con un toque de amargura y dolor. Un musical que a ratos resulta monótono, pero es toda una delicia. En un 2007 tan lleno de buenos musicales, sin lugar a dudas este es probablemente el mejor de todos.

Sólo un director como Tim Burton podría llevar este musical de Broadway a las pantallas. Sólo Johnny Deep podría ser ese barbero, y sólo Helena la dueña de la tienda de empanadas.


Frank Lucas ha sido el chofer de uno de los mafiosos más importantes del Nueva York de finales de los 60s. Ante la muerte de su patrón, ve una oportunidad para heredar ese imperio. Richie Roberts es un policía con aspiraciones a convertirse algún día en abogado, sólo que su ética profesional lo está marginando dentro de la comisaria. El futuro de ambos terminará cruzándose.

Una historia real que ha dado pie a un grandísimo guión. Ridley Scott ha conseguido dar vida a una emocionante historia con vocación de clásico. Realmente una de las mejores películas de este 2007. Si en el 2006 no hubiese triunfado tanto THE DEPARTED/06, seguro que este AMERICAN GANGSTER/07 hubiese tenido el sitio que se merece.

Denzel Washington y Russell Crowe dan un recital de interpretación y un pulso constante no sólo entre ellos, sino a los mundos a los que pertenecen. Ambos siguen su propia ética personal que va en total discordancia con el entorno donde se mueven. Junto a ellos tres secundarias a recordar: Carla Gugino, Lymari Nadal y la veterana Ruby Dee que tiene muchas papeletas para dentro de 7 días recoger un Oscar.

Películas como esta hacen que entienda cada vez menos las nominaciones a los Oscars de este 2008. Si no las has visto, corre a hacerlo. Sus dos horas y media se hacen cortísimas, y te dejan con ganas de más.


Una muy buena selección de las canciones de The Beatles esquivando las más manidas. Sabiamente seleccionadas las que compuso George Harrison y muchas otras que son de mis favoritas. Además, muchas están versionadas que cuesta reconocerlas y suenan como nuevas.

Las canciones encajan muy bien dentro de la trama, y partiendo de las limitaciones que el genero musical tiene en este aspecto, consiguen hacer un producto muy digno, a pesar de ese bajón entre el autobús de Bono y el circo psicodélico. Me hubiera gustado conocer más sobre la oriental lesbiana que me puso la piel de gallina con su "I WANT TO HOLD YOUR HAND"

Actores pocos conocidos pero que no se les puede olvidar. Algun cameo afortunado (Joe Cocker o Salma Hayek) y otros que no lo son (Bono).

A esto hay que añadirle que es un verdadero placer para la vista, no sólo para el oido, y que se han currado bastante las escenografias, la dirección artística y la fotografía. Como es posible que otras películas consigan más renombre en esas categorias sobre ésta.

Podría dejar más argumentos para justificar la frase con la que cierro esta crítica, pero es dificil usar la razón cuando mi lado sentimental es quien realmente se ha entusiasmado tanto. Me muero de ganas de volver a verla.

Sólo puedo decir añadir... ha nacido un clásico.


Christopher McCandless está acabando su carrera universitaria con grandes calificaciones. Aunque tras la ceremonia de graduación le cuenta a sus padres sus planes de seguir estudiando en Harvard, él tiene otra idea donde sin dinero, sin posesiones y sin documentos espera conocer el mundo y sobre todo conocerse a él.

La cuarta película de Sean Penn parte de un guión suyo adaptado del libro que cuenta la fantástica aventura real que vivió un joven atleta a partir de que en 1990 decide donar todo su dinero a la beneficiencia y aprender a vivir con lo puesto. Esta historia recuerda a tantas obras que nos acercaban a la naturaleza y a las leyendas del "buen salvaje". Evitando la aburrida linealidad, la historia se va desarrollando a partir de la última etapa del viaje, intercalándose con episodios de naturaleza "road movie" pero sin coche.

Emile Hirsch no es un desconocido. A algunos les sonará por alguna comedia como THE GIRL NEXT DOOR/04, aunque dentro del género de temática gay ha participado en cintas tan interesantes como THE MUDGE BOY/03 o IMAGINARY HEROES/04. Sin lugar a dudas, este joven actor consigue llevar el peso de la película sobre sus espaldas y dar un recital de interpretación en un personaje que cualquier actor joven querría dar vida. Aparte de su gran talento, y no hablo del que muestra al desnudarse frontalmente, su belleza salvaje me han cautivado.

Emile está estupendamente arropado por grandes actores, y aunque los Oscars se han olvidado de él, no lo han hecho de una tierna Catherine Keener y de Hal Holbrook.

Sean Penn no parece que sea un mal director, aunque seguro que aún nos dará mejores películas sin desmerecer ésta. El protagonista consigue impregnarnos a todos con su filosofía de vida y su búsqueda parece que es la nuestra. Una banda sonora con la voz de Eddie Vedder y unos parajes de película (nunca mejor dichos) consiguen redondear una de las mejores películas del 2007. No dudo que haya mejores, pero entre esas mejores fijo que no están ni MICHAEL CLAYTON/07 ni JUNO/07.


Remy es una rata con aspiraciones. Mientras el resto de su especie se contenta con las sobras de la basura, el sueña con llegar a ser un gran Chef. Su inspiración le viene por el libro "Anyone Can Cook" donde el exitoso chef parisino Gusteau apuesta porque cualquier que lo desee, puede cocinar de maravilla. Una terrible tragedia le pondrá en el camino a cumplir su sueño.

Maravillosa película. Hacía mucho tiempo que una cinta de animación no me entusiasmaba tanto. Los gráficos digitales de Pixar que cada vez son más veraces, un guión al que no le sobra nada y que encaja perfectamente, y una historia aparentemente simple pero que incluye reflexiones sobre la inmigración, la elección entre lo personal y lo profesional, la familia que te sangra cuando puede pero que a las malas está con uno...

Realmente, desde THE LION KING/94 no había visto una peli de dibujos tan redonda, y tan recomendable.


A final del siglo XIX en California, la fiebre del oro ya es historia y ahora el petróleo es el "nuevo oro". Daniel Plainview no cesa de buscar su fortuna ya que a su cargo tiene al pequeño H.W. Un soplo le llevará a Little Boston donde conocerá el éxito, y el precio tan alto que conlleva.

Tienes que esperar 12 minutos para escuchar los primeros diálogos, tras una larga escena donde sólo aparece Daniel Day-Lewis. Esto es una muestra de la primera parte de la película, en la que un par de veces me dormí literalmente. A mitad de la película pensaba que estaba ante otra decepción como MICHAEL CLAYTON/07 pero estaba muy engañado: era entonces cuando llegaba lo bueno.

Tras una primera parte donde vemos el ascenso del protagonista hasta llegar a ser un próspero petrolero, es en la segunda parte donde el relato se hace más interesante y original. Corrupción, falta de humanidad, sacrificar la vida personal en pro de un objetivo... Cierto que la primera hora y pico es necesaria para entender el resto, pero consigue que THERE WILL BE BLOOD/07 no sea la obra maestra que podía haber sido.

De Paul Thomas Anderson seguro que te suenan éxitos suyos anteriores como BOGGIE NIGHTS/97 o MAGNOLIA/99. Aprovecho para resaltar de su curriculum la interesante y desconocida PUNCH-DRUNK LOVE/02. No hay ninguna duda que con THERE WILL BE BLOOD/07 (que se estrenará en España como POZOS DE AMBICIÓN/07), ha dado un salto cualitativo en su carrera. Y nadie puede negar que una pieza indispensable para esto es el gran trabajo de Daniel Day-Lewis.

Tras la impresionante actuación de Daniel Day-Lewis en GANGS OF NEW YORK/02, en esta década sólo lo hemos podido ver en la película que dirigió Rebecca Miller, su actual compañera sentimental e hija del dramaturgo Arthur Miller. Una pena no disfrutar más a menudo de uno de los mejores actores en activo.

Junto a Daniel, protagoniza esta cinta Paul Dano en un papel doble. Cuesta creer que estemos frente al joven silencioso e introvertido de LITTLE MISS SUNSHINE/06. Curiosamente ya habían trabajado juntos en THE BALLACK OF JACK AND ROSE/05. Las comparaciones son odiosas, pero es cierto que medirse junto a un fuera de serie como Daniel Day-Lewis, desluce mucho el trabajo de un actor si no está impecable, como es el caso.

Ciertamente es una de las mejores películas de esta temporada, aunque una floja (y muy aburrida) primera parte desvirtua la sensación que deja en el espectador. Aún así, que no se la pierda nadie porque la hora y media restante merece la pena el visionado.


Juno se queda embarazada a sus 16 años. Ella es tan madura que asume que es incapaz de ser madre de ese bebé. Para ello tantea la idea de darlo en adopción a alguien que le pueda dar una gran vida a su hijo. En cuanto conoce a Mark y Vanessa se le quitan todas las dudas. Lo que ella no sabe es que aún le quedan 6 meses, y la vida da muchas vueltas.

Si JUNO/07 no hubiera tenido tanta repercusión en los premios cinematográficos, podría haber pasado desapercibido para muchos como otra comedia romantica medio indie que tal vez se puede alquilar una tarde aburrida. Lastima de que no haya sido así, porque esta película no es más que eso.

Desde el primer minuto me irritaba el personaje interpretado por Ellen Page, uno de esos personajes que no existen en la vida real (como el Dr. House) porque su vida es un diálogo mil veces revisado. Y claro, con tanto artificio y una excesiva madurez para la protagonista, pues no hay quién se crea nada. Para colmo rodean a Juno de una gente que cualquiera querría, pero sólo existe en las películas más irreales: una familia disfuncional pero que lo comprende todo, el padre de su hija que es una monería de niño y un matrimonio que quiere adoptar a su hija que parece pintado.

Dirigida por Ivan Reitman que ya en THANK YOU FOR SMOKING/ nos llenó la pantalla de personajes "resabiaos", y cuyo guión firma la stripper Diablo Cody... tiene muy poco de película indie. Es demasiado complaciente con los personajes, todo dentro de una normalidad que recuerda demasiado a las comedias románticas de las "mainstream", y sin ningún tipo de crítica ácida o mordaz como desprendía LITTLE MISS SUNSHINE/06.

Los actores hacen lo que puedan con su guión, que no dibuja personajes sino personaliza caricaturas. Ellen Page se merecía una nominación a los Oscar por su inquietante papel en HARD CANDY/05, pero este papel es realmente irritante con algunos momentos de real humanidad en cuanto comparte escena con Michael Cera, el chico de SUPERBAD/07 (estrenada en España como SUPERSALIDOS/07 en todo un alarde de destrozar la carrera comercial de una cinta). Pues este Michael, además de que tiene un algo que gusta, es realmente un actor a echar en cuenta. Y no solo por esos generosos planos a él y sus compañeros de atletismo a los que le gusta correr sin calzoncillos debajo de los pantalones cortos.

De verdad, no me voy a andar con paños calientes: "Yuno" es un gruño.


Eduart decide un día abandonar su Albania natal, dejando atrás una familia opresora y una vida llena de miserías. En su cabeza sueña con convertirse en una gran estrella del rock. Cuando la realidad le hace ver lo difícil que es conseguir su sueño, comienza a ganarse la vida como puede. Y entre ese "como puede", se incluye la prostitución.

Un gran acierto contar con el kosovar Eshref Durmishi como protagonista de una historia bastante dura: no sólo está el tema de la prostitución masculina, sino también el hecho de ser un inmigrante de un país más pobre y la violencia en las cárceles. Además goza de un gran atractivo fisico de esos alejados de los modelos de pasarela, sino de esas bellezas rotundas y auténticas que cuesta dejar de mirarle. El resto del elenco cuenta con ese elemento tan bueno que es que son desconocidos, y eso le hacen ser bastante creibles.

Seleccionada por Grecia para el apartado de mejor película extranjera para los Oscars 2008, y aunque no ha finalmente nominada es una buena elección para ver una historia de esas auténticas.

 

blogger templates | Make Money Online