31 jul. 2009


Por Alejandro Contreras
Tyler (Derek Baynham) invita a su compañero de universidad Chase (Charlie David) a pasar el verano en una casa que tienen sus padres en el lago. En los primeros días de convivencia Chase percibe a la familia Davidson como una familia perfecta encabezada por un matrimonio tan tradicional como el que tiene Stacey (Thea Gill) y Nathan (Dan Payne), y que tal vez no entiendan el secreto que lleva tiempo ocultando a Tyler. Chase descubrirá que esa familia no es tan perfecta y que el padre de Tyler lleva años ocultando lo mismo que él.

Aunque la literatura tiene numerosos ejemplos, hay pocas películas que tratan sobre el incesto homosexual. En OTETS I SYN/03 se retrataba una relación sentimental padre-hijo, mientras que en HARRY+MAX/04 era entre dos hermanos. MULLIGANS/08 no se atreve a tanto, pero si a mostrar la relación entre un chico y el padre de su mejor amigo. Es curioso que un tema tan trillado en el porno, apenas aparezca en cine de temática gay convencional. La historia comienza bien creando el contexto hasta que llega a un punto donde no hay vuelta atrás. Es en ese punto donde la película se desinfla un poco.

Protagonizada por el omnipresente Charlie David, que desde que protagoniza la serie DANTE'S COVE aparece en todas las películas gays que vienen de la meca del cine (las de presupuesto medio). Comparte cartel con Thea Gill que también participa en la horripilante serie DANTE'S COVE (y para mi siempre será la Lindsay de QUEER AS FOLK - USA). Dan Payne da el físico de madurito atractivo (muy atractivo) y hace creible la atracción del joven protagonista con él. Aún asi, si hay alguna actuación que merece destacar es la Dereck Baynham que está muy bien como el chico que descubre en pocos días que a su padre y a su mejor amigo le gustan los chicos, y además se gustan. Con tanto director arriesgado y transgresor, cuesta creer que no se pueda contar mejor y con más franqueza este tema.

Después de todo me queda la duda del título. Yo pensaba que era el apellido de la familia, pero son los "Davidson". Algo se me habrá escapado.

30 jul. 2009


Por Alejandro Contreras
No es fácil para Timothy (Tanner Cohen) ser el único chico abiertamente gay de su colegio. El blanco de sus compañeros en las competiciones deportivas, además de bromas pesadas. Le gusta un chico de su clase llamado Jonathon (Nathaniel David Becker), pero no le hace mucho caso ya que está entretenido con el rugby y una preciosa novia. Su madre tampoco comprende muy bien la homosexualidad de su hijo, y son una pareja de amigos los únicos que le apoyan. Timothy fantasea su triste realidad disfrazándola de musicales. En el colegio preparan la representación de A MIDSUMMER NIGHT´S DREAMEL SUEÑO DE UNA NOCHE DE VERANO de Shakespeare, a la que Timothy es obligado a presentarse por su profesora. Timothy no sabe que en su prueba ha cantado tan bien que ha llamado la atención de Jonathon. Timothy consigue el papel protagonista y se dedica en cuerpo y alma a la obra. Todo sufrirá un giro inesperado cuando consiga reproducir una flor que expulsa un liquido que hace que la gente se enamore de la primera persona que vea, sin importar su género.

Dramedia es un término que define a una mezcla a partes iguales de drama y comedia, un poco como la vida misma. Conseguir el punto justo es complicado, porque las partes cómicas puedes deshacer el drama creado, al igual que el drama puede arrollar las partes cómicas. La película comienza bien mezclando ambos géneros, pero en cuanto aparece la planta y todo se trastoca, ya nada es creible: ni la historia de amor, ni la aceptación popular, ni nada. Todo se deshace. Y es una pena porque aunque es una historia mil veces contada, sorprendía el hecho de que el protagonista "musicalizara" su realidad para hacerla más digerible, como le pasaba al personaje de Björk en DANCER IN THE DARK/00 de Lars Von Triers.

Esta película ha recorrido muchísimos festivales LGBT cosechando muchos premios. A mi me parece que es una película muy autocomplaciente con la audiencia gay, y que crea una realidad tan falsa como la de las comedias románticas (que tanto daño han hecho a los que buscan vivir esas historias de Hollywood en su vida real). La tontería de tener una poción por la cual cualquier puede enamorarse locamente de uno podía haber dado una mejor historia, más compleja. Para aquellos que sueñan viendo EL INTERNADO que Yon Gónzalez y Martín Rivas se terminen liando, disfrutarán mucho viendo esta película. Eso sí, los actores además de su interpretación y de que son bastante atractivos, consiguen estar muy a la altura de los números musicales. Lastima que la pelicula se haya quedado a medias, en tierra de nadie.

29 jul. 2009


Por Alejandro Contreras

1922. Con sólo 18 años llega Salvador Dalí (Robert Pattison) a la Universidad de Madrid. Se aloja en la "Residencia de Estudiantes", un lugar donde se reunían las mentes más brillantes del país. Dentro de esa élite, se encontraban el poeta Federico García Lorca (Javier Beltran) y un aspirante a director de cine llamado Luis Buñuel (Matthew McNulty). El fuerte magnetismo personal de Federico y el entusiasmo sin límites de Salvador terminaron forjando una amistad... o algo más.

Se conocía lo muy enamorado que estuvo Lorca de Dalí, pero no fue hasta el final de la vida del catalán que este dió algunas pinceladas de la historia que vivieron juntos. Esa historia menos conocida entre ellos dos, y con Luis Buñuel como tercera pata de la mesa, es la que se refleja en esta película. Choca ver a los protagonistas hablando en inglés (yo hubiera rodado la película en español), pero han conseguido medianamente reflejar el ambiente de la época.

Mucha gente verá esta película por ver al actor de moda, Robert Pattison, el chico de TWILIGHT/08. La verdad es que el personaje de Dalí le viene algo grande, y más que recrear, caricaturiza. Al contrario que Javier Beltrán que consigue mimetizarse con el poeta granadino y retratar un personaje a la altura del original. Si mirando los carteles piensas que el protagonista es Dalí, es Lorca realmente el que lleva el peso de la película y va robando la atención en cada escena que aparece. La verdad es que es un gusto encontrarse a Vicky Peña, Marina Gatell o Simon Andreu compartiendo pelicula con el resto de actores británicos, además estándo los españoles mucho mejor que los británicos.

LITTLE ASHES es la traducción al ingles del nombre del cuadro CENICITAS de Dalí. Aqui en España no se ha llamado así la película. Se estrenó en Mayo con el nombre de SIN LÍMITES, por ser el leit-motiv de Dalí en su juventud. Una película que ayudará a conocer un poco a las personas que había detrás de estos tres grandes artistas. Y a mi me ha terminado de enamorar de Federico García Lorca.

28 jul. 2009


Por Alejandro Contreras

Carol (Natasha Williams) está buscando el rastro de su hijo desaparecido,y sabe que Pete es la persona que más le puede ayudar, aunque a Pete (Danny Dyer) le supongo enfrentarse a un terrible pasado que ya tenía enterrado. Dean (Ray Panthaki) ha perdido la inspiración en sus pinturas y poemas, y pasa el tiempo masturbándose mientras escucha a Gina (Susan Lynch), su vecina, mantener conversaciones calientes con sus clientes. Jim (Tamer Hassan) se dedica a tirar sandias desde la azotea de su oficina para probar los efectos de un posible suicidio, mientras Sue (MyAnna Buring) está en el edificio de enfrente a punto de hacerlo. Olly (Kenny Doughty) hará un paréntesis en su vida desordenada para cuidar de su hermano sordomudo Chris (James Lance), que está deseando perder su virginidad con un chico. Ocho almas perdidas que buscan la redención ya sea en la luz o en la oscuridad.

Al empezar la película sabes que está situada en un gran ciudad (probablemente americana), pero según avanza la película empiezas a reconocer en qué ciudad se ha rodado. Todas sus historias podían ocurrir en cualquier gran ciudad, aunque Londres es siempre un gran escenario para cualquier película. Se suele hablar de comedia ligera, y si existiera el término análogo en los dramas sería la mejor forma de encuadrar esta película. Cuatro historias protagonizada por cada pareja y que se mezclan, pero poco, al estilo de SHORT CUTS/93 aunque está más cercana a SCENES OF A SEXUAL NATURE/06.

Aunque la historia de la prostituta y el artista es la más floja, las otras tres me resultaron muy interesantes y novedosas. Danny Dyer, Tamer Hassan y Kenny Dorughty son realmente los más sobresalientes, aunque están lejos de sus mejores trabajos (reconozco que tengo debilidad por Danny Dyer). Hay que dominar muy bien el inglés británico porque cuesta seguirlo un poco (al menos yo que estoy más habituado al inglés americano). Se estrenó en algunas salas en UK, pero es una película que practicamente se ha estrenado en DVD. Las críticas que he visto la califican de película mediocre, pero tiene algo que me embarga. Y creo que es la historia de los dos hermanos, por la que merece la pena dedicar una hora y media de tu tiempo para verla.

24 jul. 2009

Por Alejandro Contreras
Faybien Allan (RayMartell Moore) es un chico joven, guapo y que le gusta salir por los lugares más de moda de Nueva York. La imagen que proyecta Faybien poco tiene que ver con la real: sigue viviendo con un castrante padre que no entiende que haya dejado de estudiar. Faybien cree que tampoco entendería que su hijo fuera homosexual. El día que tiene una entrevista para un buen trabajo, Faybien se queda dormido y su padre lo tiene que despertar para que no llegue tarde. Su retraso le cuesta la entrevista. A la vuelta a casa se encuentra en la parada de autobús a un chico que ha visto en otras ocasiones y le gusta. Aprovechando que Lonnie (Derrick L. Briggs) tiene los cascos puestos, dice en voz alta lo atractivo que le parece. Lo que no esperaba Faybien es que Lonnie le conteste devolviendole el piropo. Faybien no está preparado para todo lo que le viene encima, y su falta de dirección en la vida, sus inseguridades y la homofobia heredada por su padre serán obstáculos que tendrá que enfrentarse por primera vez.
Muy buenas intenciones, pero la película tiene un guión que flojea a ratos, un director que parece que no está en el set, y un error de casting garrafal. No es posible que el protagonista que no quiere que nadie sepa que él es gay tenga más pluma que todos los otros actores, además de que la película no llega a emocionar ni conmover en ningún momento. Es una pena que haya tan poco cine de temática gay con afroamericanos y para uno que sale sea tan pobre.

23 jul. 2009

Por Alejandro Contreras

Mientras Mary Griffith (Sigourney Weaver) está cosiendo, su hijo Bobby (Ryan Kelley) se dirige a un puente para quitarse su vida. Para entender cómo se ha llegado a ese momento hay que remontarse en el tiempo. Años atrás Ed (Austin Nichols), el hermano mayor de Bobby, le descubre junto a un frasco de pastillas tiradas en el suelo. Tras confesarse Bobby el motivo que le había llevado a ese intento de suicidio, Ed se lo cuenta a su madre. Mary es una mujer que ha inculcado las enseñanzas conservadoras de la Iglesia Presbiteriana, y al descubrir el secreto del pequeño Bobby decide hacer todo lo que está en su mano para curar a su hijo de lo que ella entiende como una enfermedad llamada homosexualidad.

Telefilm estrenado en USA a principios de año con una audiencia en sus dos pases de 3.8 y 2.9 millones de televidentes. Lástima que esta película no esté en español porque creo que invitaría a mis padres a verla conmigo. Pocas películas pueden ayudar a los padres a entender los conflictos que sufren sus hijos adolescentes al afrontar su homosexualidad, y ésta cumple esa función. Una historia real que para países occidentales donde la religión ha quedado apartada, pues puede resultar lejano, pero no la falta de entendimiento de los padres sobre un tema como éste consigue hacer el tema más universal.

Dos nominaciones a los premios Emmy, y un premio Trevor Life (otorgada por la asociación The Trevor Project, dedicada a la prevención de suicidios de jóvenes por conflictos con su sexualidad) reconocen el trabajo de esta película. Sus valores humanos son más sobresalientes que sus valores cinematográficos, aunque Sigourney Weaver está espléndida en un papel tan rico como el de Mary Griffith.

 

blogger templates | Make Money Online