31 jul. 2011


Por Alejandro Contreras.


Metódico hasta el extremo. Esclavizado a una rutina que él mismo se ha impuesto. Con una vida solitaria en la que no queda ningún resquicio para que alguien puede entrar o acercarse a él. La vida de Roberto (Ricardo Darín) es tan gris y monótona como su propio aspecto indica.


Sus horas se reparten entre la ferretería que heredó de su familia y la vivienda construida junto a la tienda. Roberto perdió a su madre al nacer y con poco más de 20 años a su padre, con lo que se ha acostumbrado a la soledad. Hay una vecina suya, Mari (Muriel Santa Ana), que ve en él algo más que a un ferretero cascarrabias, aunque es consciente de que es imposible hacerse un sitio en la vida de Roberto. Él sigue prefiere coleccionar noticias curiosas de la prensa que pasar las tardes junto a Mari.



Roberto es testigo de como un taxista canalla roba a un pobre chino (al que le llevará un tiempo conocer que su nombre es Jun (Ignacio Huang)) que acaba de llegar a Argentina. Aunque es incapaz de comunicarse con él, y a pesar de sus repulsas al contacto con los demás, el ferretero no duda en recoger al pobre chino y llevárselo a su casa. Esto no sólo romperá la rutina habitual sino que será un revulsivo para la vida de ambos, y servirá para que descubran que aunque a priori no tienen nada que ver uno con el otro, sus vidas, y sobre todo sus tragedias personales, no son tan distintas.



Tercer largometraje de Sebastián Borensztein, responsable no solo de la dirección sino también del guión, después de una exitosa carrera en televisión. Tras un thriller vuelve a la comedia con pequeñas dosis de drama. A pesar de lo novedoso que puede ser el conflicto entre lo argentino con lo chino, es una capa de barniz en una estructura mil veces vista en el cine.

Es perdonable lo previsible que es, las licencias fantásticas que utiliza o los pocos chistes o gags que ofrece la película. Pero lo que no se puede consentir es sea otra comedia donde lo único gracioso ya se ha reventado en el tráiler, y en ningún momento el espectador entre o sienta las situaciones dramáticas reflejadas. Ni comedia ni drama en una película de 93 minutos que termina siendo tediosa hasta decir basta. Y si a eso le sumamos cambios de actitud o en los personajes sin venir mucho a cuento, pues apaga y vámonos.


Después de haber visto a Ricardo Darín defender personajes de primera fila como el Nicolás Vergara Grey de EL BAILE DE LA VICTORIA (2009) de Fernando Trueba, o el Benjamín Espósito de EL SECRETO DE SUS OJOS (2009) de Juan José Campanella, pues defrauda verle en una comedia ligera que nos recuerdo a los papeles más “alimenticios” de actorazos como Robert DeNiro oDustin Hoffman. Mucho mejor se encuentra en su pequeño papel en la comedia EN FUERA DE JUEGO (2011) donde participaba para dar el relevo a su hijo Chino Darín.


Tampoco el resto de actores tiene ningún personaje con enjundia como para destacarse. Y da bastante pena porque cualquier otro guionista podría haber aprovechado el equívoco lingüista, que se podría haber hecho cómplice al público con unos oportunos subtítulos. Podría haber sido la comedia argentina del año, y muy probablemente la taquilla la respalde como tal, pero es una cinta decepcionante.


21 jul. 2011


Por Alejandro Contreras.

Una imagen fija nos ofrece el paseo de un cosmonauta  (José Antonio Fernández) que una noche se dirige como cualquier otro vecino a tirar la basura. A partir de ahí comienza una historia que el mismo cosmonauta nos narra durante poco más de 7 minutos y nos adentra al drama del propio cosmonauta y el por qué vive con Jose Manuel (Jose Manuel Ibarra) y Asunción (Susi Martínez).


El exitazo del primer cortometraje de ficción del director Chema García Ibarra ya tiene continuación. Repitiendo muchos de los esquemas y convenciones que ya vimos en EL ATAQUE DE LOS ROBOTS DE NEBULOSA-5 (2008), se ha superado con una historia que dentro de lo cómico que puede parecer llega a cotas más dramáticas. Con una fotografía y calidad de la imagen bastante superior se mantienen aquellos elementos diferenciadores que tan buen resultados le dieron en su primer trabajo:  la narración monótona, la cámara fija y esa mezcla entre lo cotidiano y la ciencia ficción más absurda. Cada espectador tendrá su propia opinión sobre si el protagonista cuenta una historia real o una locura, y ambas perfectamente válidas.


Chema García Ibarra consiguió con EL ATAQUE DE LOS ROBOTS DE NEBULOSA-5 (2008) no sólo una mención del festival de Sundance 2009 sino otros 70 premios en distintos festivales, con lo cual muchos festivales estaban interesados en este nuevo trabajo del director de Elche. Tras conseguir el premio al proyecto FOC Cinema’09 consiguió parte de la producción de lo que sería su segundo cortometraje de ficción para estrenarse en ese mismo festival.



PROTOPARTÍCULAS (2010) se ha podido ver en más de 40 festivales españoles, y otros tantos internacionales que han permitido que el cortometraje se vea en medio mundo, incluyendo 15 festivales de Estados Unidos. Ese recorrido por tantos festivales no ha sido de vacío. Además de volver a conseguir una mención de honor en Sundance 2011, ha arrancado una mención del jurado en el ÉCU 2011 (Festival de Cine Europeo Independiente), además de premios en el En.piezas (Madrid, 2011), San Diego Latino Film Festival y un largo etcétera. 

Cuesta creer que tanto este trabajo como el anterior hayan pasado desapercibidos para la Academia del Cine Español y no hayan sido ni siquiera nominados en los premios Goya, menos mal que festivales españoles como Albacete o Granada han demostrado que Chema García Ibarra es profeta en su tierra.


12 jul. 2011


Por Alejandro Contreras.

James Blackthorn (Sam Shepard) lleva más de 20 años criando caballos en un rancho perdido de Bolivia. Para los lugareños no es más que otro gringo que regresará a Estados Unidos una vez que se haya hecho con el suficiente dinero. Nadie de por allí ni siquiera Yana (Magaly Solier), con quién James Blackthorn a veces tiene una relación que va más allá de la relación entre patrono-empleado, saben que James Blackthorn es en realidad el legendario forajido Butch Cassidy al que todos dan por muerto desde 1908.


Con el dinero de la venta de sus caballos Blackthorn quiere regresar a Estados Unidos para conocer a alguien que le recuerda su pasado más glorioso. Con todo su dinero y su caballo se dirige de vuelta a su país natal cuando es atacado por Eduardo Apocada (Eduardo Noriega), un ingeniero español que confunde a Blackthorn con los que le están persiguiendo. Con la huida de su caballo, James se ha quedado sin dinero y no le queda otra que ayudar al español a encontrar el botín que ha robado a un empresario explotador de la zona y así recuperar el dinero perdido.

    
Tras suspenderse la pre-producción del rodaje de la adaptación que estaba preparando Mateo Gil sobre Pedro Páramo, la novela de Juan Rulfo, el productor Andrés Santana algo para quitarse la mala espina de este proyecto fallido. Le sugiere a Mateo Gil que dirija el guión que ha escrito su amigo Miguel Barros y no encuentra quién lo lleve al cine. Y el material no es pecata minuta.


Aunque la versión oficial dice que Butch Cassidy muere en 1908 en Bolivia, numerosos testimonios dicen haberlo visto vivo después además de que los restos encontrados no casan con el ADN de sus familiares. Todo esto sirve como arranque para queMiguel Barros investigue sobre la posibilidad de que el legendario forajido no hubiese muerto. Arriesgado es poco para lo que supone continuar el relato de un clásico del cine como fue BUTCH CASSIDY AND SUNDANCE THE KID (1969) de George Roy Hill.


Nikolaj Coster-Waldau para sus años mozos y Sam Shepard para sus años maduros, retoman un personaje que siempre estará ligado a Paul Newman, aunque Miguel Barros y Mateo Gil han tratado de acercarse un poco más al verdadero Butch Cassidy y no al personaje que creó Paul Newman. Para el personaje más complicado de la película realmente han dado en el clavo con ambos actores, aunque es cierto que se hubiera agradecido más recorrido de Nikolaj Coster-Waldau.



Sin lugar a dudas uno de los temas de BLACKTHORN. SIN DESTINO (2011) es la vejez, el paso del tiempo. Los años pasan hasta para los cowboys, y ellos también sufren con el cambio de valores que hay de una generación a otra. Pero apenas hay espacio en la película para esa reflexión ya que va desarrollando una historia a ratos previsibles, a ratos aburrida, que sabe a muy poco. Tal vez sea difícil escribir algo que esté a la altura de tantas expectativas, o tal vez que las vidas de los forajidos no siempre es tan interesante.


Mateo Gil recurre para el segundo personaje más importante de la historia a su buen amigo Eduardo Noriega que ya protagonizó su debut en la dirección en NADIE CONOCE A NADIE (1999). Por desgracia no nos encontramos al Eduardo que vimos en EL LOBO (2004) sino más bien al de ALATRISTE (2006)Noriega tiene la suerte de un físico que da muy bien en pantalla, pero siempre le cuesta traspasarla y llegar al espectador. Compartiendo la mayor parte de sus escenas con un Sam Shepard que defiende muy bien su personaje, deja un poco a Noriega con el culo al aire (y no solo de manera literal en una de las escenas de la película). En su defensa hay que añadir que el personaje que le toca defender tampoco tiene mucho de dónde tirar, y es bastante plano.

    
Todo un lujo para Mateo Gil es contar con Stephen Rea o Magaly Solier en su reparto y conseguir sacarles dos interpretaciones secundarias muy sólidas. El único pero es lo mal explicado que queda el cambio de actitud de Mackinley, personaje al que da vida Stephen Rea, que es bastante incomprensible. Quitando ese detalle, un acierto haber contado con estos dos grandes actores.


Aunque en las primeras escenas la fotografía no es muy allá, y más que Bolivia parece que nos encontramos en Almería, es llegar al altiplano boliviano y hay que quitarse el sombrero por el buen trabajo realizado y las imágenes tan hermosas que han conseguido plasmar en la pantalla. La tímida banda sonora tal vez podría haber dado un toque de grandiosidad y majestuosidad que tal vez prefirieron omitir, tal vez por el interés de contar una historia pequeña con factura de otro calibre. Al igual como ocurría con VICKY CRISTINA BARCELONA (2008) esta película sólo se puede ver en versión original, si no se pierde bastante.


A pesar de que el resultado no es el esperado, es de agradecer que haya productores y directores que se atrevan con temas tan poco transitados en el cine español como el western y que presenten una propuesta arriesgada. Y más en estos tiempos de tanta contención y una falta de riesgo que aburre. Tal vez ésta no sea la película que encumbre a Mateo Gil, pero es un pasito más para un cineasta necesario en el cine español.


8 jul. 2011


Por Alejandro Contreras.

Sus vidas se unieron el día que uno de ellos buscando una mascota encontró un hermano. Desde ese instante comenzaron a vivir juntos bajo el amparo de su madre Graciela (Marcela Girón). Ella los crió en una humilde casa en un peligroso barrio de Caracas (Venezuela) donde la pobreza y la violencia campan por sus anchas.


Aunque el deporte rey en Venezuela es el beisbol, a ambos hermanos les apasionaba el fútbol. Juntos eran casi invencibles y están a punto de conseguir ganar la liga donde compiten defendiendo a su barrio. Julio (Eliú Armas) es el capitán del equipo, mientras que Daniel (Fernando Moreno) es un delantero con un talento excepcional. Si bien Julio es más completo por su fuerza y capacidad defensiva, Daniel consigue brillar y hasta deslumbrar con su juego siempre que su hermano le facilite el camino.

Viendo las estrecheces que pasan con los pocos ingresos que consigue Graciela con la venta de tartas, Julio comienza a trapichear y a mantener a la familia con dinero de dudosa procedencia. Mientras Julio pelea en el lado más desagradable de la vida, Daniel sueña con llegar algún día a jugar fútbol a nivel profesional.

Jugando la semifinal de la liga entre barrios, un cazatalentos se fija en los dos hermanos y los invita a participar en unas pruebas para entrar en el equipo más importante de la ciudad, el Caracas Fútbol Club. Julio hace tiempo que dejó de soñar, mientras que Daniel siente que esta es la oportunidad de su vida y la quiere aprovechar con su hermano a su lado.

Desde su presentación en el Festival de Cine de Moscú 2010, donde consiguió el San Jorge de Oro a la mejor película además del premio del Público y también el de la crítica, HERMANO (2010) no ha parado en ser seleccionada para festivales y además arrancar bastantes premios. Entre otros galardones consiguió el Colón de Oro 2010 de la 36ª edición del Festival de Cine Iberoamericano de Huelva, e incluso el premio del público en el 14º Festival Internacional de Cine en Los Ángeles. Con estos antecedentes no sorprende que fuera preseleccionada para representar a Venezuela al Óscar a la mejor película extranjera en la última edición, aunque finalmente no llegó a ser de la cinco nominadas.


Realmente los logros de esta película y los reconocimientos que está recogiendo tienen su fundamento. El guión de Marcel Rasquin y Rohan Jones consigue además de reflejar con bastante acierto la vida de un barrio como el que describe, además ofrecer una historia que atrapa desde la primera escena. En la primera escena ya vemos no sólo el buen hacer del guión sino una dirección vibrante que irá in crescendo en toda la película, llegando a escenas que cortan la respiración.

No siempre una buena historia y un director con ganas de contar algo interesante da sus resultados, pero en este caso los da con creces. Y parte de su excelencia proviene de los actores protagonistas que consiguen unas interpretaciones muy creíbles y bastante emocionantes. Si Fernando Moreno defiende bien su personaje, lo de Eliú Armas es realmente para quitarse el sombrero. Marcel Rasquin ha conseguido dirigir a estos dos actores en algunas escenas, por ejemplo en el último reto entre los dos hermanos, que deberían estudiarse en las escuelas de cine.


La presumible falta de medios para rodar la película no ha ido en su contra, ya que se respira mucha más naturalidad que en otras cintas tan cargadas y artificiosos que no hay quién se las crea. Eso no ha sido un impedimento para que la fotografía esté muy cuidada y aprovechando los espacios naturales y la buena fisonomía de sus protagonistas haya conseguido imágenes y fotogramas realmente espectaculares. Para quienes siempre vean la mala influencia de las telenovelas en el cine iberoamericano aqui tienen un buen ejemplo de todo lo contrario.

Prometedor debut de Marcel Rasquin en el largometraje, un descubrimiento de dos jóvenes actores como Eliú Armas y Fernando Moreno, pero en definitiva una de las mejores películas de la temporada. No os la podéis perder.

3 jul. 2011



Por Alejandro Contreras.

Dos años después de la monumental despedida de soltero de Doug (Justin Bartha), hay una nueva boda en ciernes. Y el novio no es otro que Stu (Ed Helms) que con una dentadura recuperada y tras haberse liberado de una relación asfixiante, ha conocido a la mujer de su vida Ella es Lauren (Jamie Chung), una guapísima tailandesa por la que está decidido a sellar su amor en una ceremonia en el país natal de ella.

Phil (Bradley Cooper) no está muy convencido de acudir, pero al final no se resiste. Antes de marcharse para Tailandia, Doug le pide a Stu que invite a su cuñado Alan (Zach Galifianakis) que aun sigue anclado en el recuerdo de su pasada aventura con los chicos en Las Vegas. No será el último que se sume a su viaje a Tailandia ya que les acompañará en el vuelo el joven Teddy (Mason Lee), futuro cuñado de Stu.


Stu les prohibe a sus amigos que le preparen una despedida de soltero, y más después del recuerdo de la última. En su primera noche en Tailandia deciden bajar una noche a la playa y compartir unas cervezas junto a una fogata. A la mañana siguiente Stu, Phil y Alan se despiertan en un lugar que no conocen y sin saber qué ha ocurrido esa última noche.


El director Todd Phillips repite la misma estructura que usó en THE HANGOVER (2009), además de que en esta ocasión también participó en la elaboración del guión. Eso sí, el factor sorpresa ha desaparecido y tampoco han querido darle una vuelta de tuerca o reinventarse. Esta segunda parte es un calco de la primera cambiando el escenario y algún que otro detalle más. Y aunque puede llegar a cansar, el público ha respondido de manera muy positiva. Aunque el estreno de CARS 2 (2011) amenaza con quitarle la corona, es al día de hoy la película más taquillera del 2011. Y no nos engañemos, ese era su principal objetivo.



Bradley Cooper vuelve a participar en la película que marcó un punto de inflexión en su carrera. Junto a él los dos cómicos Ed Helms y Zach Galifianakis en unos personajes que no han evolucionado nada y sólo ofrece más de lo mismo. Tailandia sale tan caricaturizada como hicieron con Las Vegas en la primera parte. Cierto es que la película es un pasatiempo bastante olvidable, aunque hay que destacar la reaparición de Ken Jeong, un mono que fuma y una sorpresa final que te deja un gran sabor de boca. Sin olvidar que los títulos de crédito final vuelven a ofrecer las fotografías de la noche loca que vivieron en Tailandia.



2 jul. 2011



Por Alejandro Contreras.

Mucho ojo ha tenido la productora 47 Ronin a la hora de apostar por este nuevo cortometraje de Paul Urkijo Alijo. Detrás de 47 Ronin está Christian Gálvez, alguien más conocido últimamente por su trabajo en televisión pero que siempre ha mostrado mucho interés por el mundo del cine. De hecho le hemos visto actuando en bastantes series españolas (Médico de Familia (1995-1999)Al Salir de Clase (1997-2002)Hospital Central (2002- )) y algún videoclip, pero nada comparable a lo que tiene preparado para este otoño. Se estrena como protagonista del largometraje NI PIES NI CABEZA (2011), la nueva comedia de Antonio del Real donde le veremos enfundado en la piel de un guardia civil.

Tanto al productor de JUGANDO CON LA MUERTE (2010) como a su director les une su afición al mundo de los comics y de lo fantástico. El alavés Paul Urkijo Alijo aún no tiene 30 años y ya cuenta en su filmografía con numeroso cortometrajes de ficción y hasta animación 3D como son DEATMASK (2003) y CLAVOS (2006). Gracias a EL PEZ PLOMO (2007) comenzó a recibir premios por doquier y ver como sus trabajos empezaban a ser seleccionados en distintas secciones oficiales de festivales por España. Paul no sólo dirige sus trabajos sino que además escribe el guión, se atreve con el montaje y la producción. Y aunque sea capaz de llevar adelante las tareas más técnicas, lo que realmente le gusta es contar historias.
 

JUGANDO CON LA MUERTE (2010) nos traslada a la vida del abuelo Eusebio (Txema Blasco). Enfermo y viviendo con la familia de su hijo, comienza a ser una carga para ellos. Si normalmente no se creen las historias que Eusebio les cuenta, ni por asomo se van a tragar que La Muerte le está acechando por las noches. Ni la falta de apoyo ni el que su familia crea que está senil va a impedir a Eusebio librar una batalla con La Muerte.

Durante 18 minutos Paul Urkijo Alijo nos plantea un problema por desgracia demasiado frecuente en muchas familias visto desde una mirada puramente fantástica. Ambas parten empastan perfectamente y nos muestran una historia que realmente está llena de momentos muy brillantes, no sólo a nivel técnico con una recreación de La Muerte muy lograda, sino a nivel emocional con unos personajes que no son sólo creibles dentro de un contexto irreal sino que además traspasan la pantalla.

Otro de los muchos aciertos de este cortometraje es haber contado con el actor Txema Blasco. Éste actor comenzó en el mundo del cine con tan sólo 50 años, aunque previamente había colaborado en grupos de aficionados al teatro. Tras abandonar su trabajo como contable en una empresa metalúrgica se puso manos a la obra y ha conseguido en sus 20 años de carrera ser uno de los actores españoles que más cortometrajes han protagonizado en este país. Si meritorio es la cantidad, más meritorio es la calidad de sus trabajos.


Este cortometraje se estrenó el pasado mes de octubre en el Festival de Sitges 2010, en la sección Oficial Fantàstic Competició Panorama Cortos. Para Paul Urkijo Alijo ha sido todo un halago participar en un festival conocido a nivel internacional, y más siendo Sitges el primer festival al que presentaron Jugando con la muerte (2010) y fue seleccionado. Esto era un buen indicador de la carrera que iba a tener este cortometraje.

A partir de ahí la lluvia de premios en el territorio español ha sido incesante:
- Premio Joven Humor en Corto 2010 (Arrigorriaga).
- Premio del Público Cortada 2010 (Vitoria-Gasteiz).
- Premio del Público en la XVII edición del certamen de cortos Cuadrilla de Laguardia-Rioja Alavesa 2011.
- Premio Especial del Jurado Envideo XVI 2011 (Cáceres).
- Premio especial del público Bocas en el II Festival PepeBocanegra 2011.
- Premio al mejor cortometraje en el I Festival de Cortometrajes de Burgo (Urban Comercial 2011).
- Premio al mejor cortometraje en el II Festival de Cortometrajes de Pinto (Madrid) 2011.
- Premio al mejor cortometraje FICCE 2011 (Camarma de Esteruelas).
- Segundo premio Imagen Real Shots 2011 (Madrid).
- Premio al Mejor Actor (Txema Blasco) y Premio Gaztea del público en la quinta edición del Begibistan (Amurrio).

Y además ha tenido repercusión fuera de nuestras fronteras. Fue elegido para participar en la selección oficial de Imagine 2011: Amsterdam Fantastic Film Festival, y además seleccionado para el 2º China International New Media Movie Television Animation “King Bonn” Festival de Shenzhen (China). De allí consiguió ser distinguido en la categoría de mejor guión en una ceremonia que fue retransmitida en directo para todo China.
 
El pasado 30 de junio este cortometraje participó en una de las sesiones de ¡Córtate!. En concreto en  ¡Córtate! 4D donde junto a otros cuatro cortometrajes que fueron grabados originalmente en 2D, y que han sido tratados con el programa 3DTECHNE, se proyectaron en 3D en los cines Capitol de Gran Via (Madrid).  Y aún quedan más proyecciones y más premios por llegar.

Para aquellos que ya hemos podido ver y disfrutar de este cortometraje no es nada arriesgado augurarle una carrera llena de más festivales y premios, además que hay que darles las gracias a Christian Gálvez por ayudar a que el trabajo de alguien tan prometedor como Paul Urkijo Alijo se pueda llevar a cabo.

 

blogger templates | Make Money Online