31 ago. 2011




Por Alejandro Contreras.

Merce (Adriana Ugarte) acompaña a su hermana Loreto (Guadalupe Lancho) a que una vidente (Pepa Aniorte) le eche las cartas. Loreto se alegra mucho con los pronósticos de que el bache profesional que está pasando pronto acabará con un nuevo trabajo en televisión. Aunque solo iba a acomapañar a su hermana sin creer mucho en el tema, la vidente termina mirando el porvenir de Merce y le pronostica que pronto encontrará amor en su vida. Justo lo contrario de lo que desea Merce.



Tras la visita a la vidente se dirigen a un conocido centro comercial donde se ven atrapadas en el ascensor. Allí son rescatadas por un equipo de bomberos que enseguida se fijan en Merce. Al descubrir que es masajista no pasa mucho tiempo hasta que los tres aparecen en su consulta en busca de un buen masaje y una cita con Merce. Merce no desaprovechará la ocasión y se irá citando con los tres bomberos: Salva (Rubén Sanz) el viernes, Toño (Alex Barahona) el sábado y Raúl (Hugo Silva) el domingo. Eso mismo lunes se da cuenta de que durante el fin de semana, aparte de dos polvos y una cena algo desastroza, se está pillando por uno de ellos.



Había expectación en el primer largometraje del valenciano Vicente Villanueva tras seis cortometrajes que no dejaron a nadie indiferentes: La rubia de Pinos Puente (2009)Heterosexuales y casados (2008)Mariquita con perro (2007)Eres (2007)El futuro está en el porno (2005) y Reina y mendiga (2004). Durante la pasada edición del Festival de Málaga de Cine Español (14FMCE) el actor Hugo Silva presentó LO CONTRARIO AL AMOR (2011) dentro de la sección 5 minutos de cine donde se pudo ver un anticipo de la película.



A priori echa un poco para atrás el volver a retomar el eterno “chico conoce a chica”, un poster elegido por su peor enemigo y la sombra de una televisión, en esta ocasión Antena 3, deseosa de reventar la taquilla con rostros muy conocidos de la televisión. Todos estos posibles prejuicios se anulaban con la trayectoria en el mundo del corto de Vicente Villanueva, y tal vez podría ofrecer una vuelta de tuerca a un tema tan manido. Por suerte no estamos frente a una película tan lamentable como MENTIRAS Y GORDAS (2009), pero es cierto que LO CONTRARIO AL AMOR (2011) no le hace justicia a sus trabajos anteriores.



A la trama principal que protagonizan Hugo Silva y Adriana Ugarte le acompañan un par de tramas secundarias a mi parecer mucho más novedosas e interesantes que la guerra de sexos de los dos protagonistas: el difícil ocaso de una estrella nacional que no está dispuesta a desaparecer del candelero aunque sea a costa de pisotear su dignidad, y la relación de dos bomberos aparentemente heterosexuales que comienzan a quedar a escondidas para poder disfrutar juntos de una serie de películas pornográficas gays que se han descargado. Aunque es cierto que la trama principal cuenta una realidad de nuestros días, ya la hemos visto tantas veces que uno prefiere conocer más de las otras dos. No se muy bien porqué, pero es cierto que justo al final la película apresura su final a costa de malograr las tres tramas con giros innecesarios, poco creíbles y con un tufillo de moralina que tira para atrás. 



Vicente Villanueva se ha rodeado de muchas estrellas de la televisión, pero escogidas con mucho ojo. Otro cantar es que haya sabido extraer de ellos más de lo que vemos. Adriana Ugarte, que gracias a este papel recupera un registro mucho más moderno que el de LA SEÑORA (TV), funciona muy bien como una chica de hoy en día, y Hugo Silva ya domina este registro de maravilla. Junto a ellos Alex Barahona, muy conocido por su participación en LOS SERRANO (TV) y sobre todo por su Berto de FÍSICA O QUÍMICA (TV), y Rubén Sanz, el amigo de Daniel Muriel en ESCENAS DE MATRIMONIO (TV) y actualmente uno de los protagonistas de la exitosa y lóngeva serie ARRAYÁN (TV) de Canal Sur. 



Quienes se acercan al cine a ver a los tres bomberos disfrutaran de ellos y de sus cuerpazos, lastima que el director no haya querido extraerles más emoción y matices a sus personajes. Sigo pensando que Alex Barahona puede dar mucho más de los papeles que le ofrecen y que pronto nos dejará con la boca abierta sin que sea necesario que se desnude.



La que si aprovecha su participación en esta película es Guadalupe Lancho que consigue mostrar con su trabajo que estamos ante una actriz de gran talento y raza, y que seguro que gracias a esta película su carrera dará un vuelco muy positivo. No me puedo olvidar de Kiti ManverLuis Callejo o Marta Hazas que están fantásticos, como siempre, en sus cortos papeles de reparto. 



Lo que más me ha molestado que la historia de los dos bomberos, que no es una historia de amor sino de deseos ocultos y pasiones incontroladas, podría haber sido una gran historia con mucho que contar y que se resuelve de una manera irritante y tramposa.



Decepcionante debut en el largometraje para alguien que prometía mucho. Ojalá en sus siguiente trabajo Vicente Villanueva puede ofrecer una historia mucho menos plana, más atrevida y con mucha más emoción para que se recupere el espíritu de sus primeros trabajos en el mundo del cortometraje. Consigue que TRES METROS SOBRE EL CIELO (2010) se vea como un peliculón, no os digo más.



24 ago. 2011




Por Alejandro Contreras.


Aviso a navegantes (y nunca mejor dicho a los lectores de una revista online como ésta), para esta crítica no voy a revelar nada de su trama, al menos nada que no aparezca en su trailer. Todo aquel que vaya al cine, que es donde mejor se puede ver y oír esta película, merece sorprenderse con la historia que ha escrito y dirigido J.J. Abrams.


Era la única que podría evitar el marcador a cero que estaba consiguiendo este verano en cuanto a estrenos que merezcan la pena. Y por desgracia no es un problema exclusivo de este año. Si echamos la vista atrás, sin las películas de animación de Pixar o por THE DARK KNIGHT (2008)INGLOURIOUS BASTERDS (2009) e INCEPTION (2010), los veranos de los tres años anteriores hubieran pasado sin pena ni gloria.

Nos están bombardeando con ciertas ideas sobre SUPER 8 (2011) que me gustaría matizar.


Cierto es que la historia se contextualiza en una época, pero no creo que sea tan ”homenaje al cine de los años 80” como se está diciendo. Cualquiera que pase un tiempo viviendo en lo que llaman la América profunda, sabrá que pueblos como los de la película apenas han sufrido grandes cambios en los últimos treinta años. Si visitáis Carolina del Sur, lugar que conozco bastante, hay gasolineras, casas y furgonetas tal y como la que aparecen en SUPER 8 (2011). Hasta la forma de vestir, los hábitos de comida siguen siendo los mismos y no se han modificado ni un ápice por el paso del tiempo o el influjo de las modas o nuevos estilos de vida. Se han cuidado algunos detalles tecnológicos para resaltar la época que trata de retratar, pero son más anecdóticos que otra cosa.

Lo que sí se ha conseguido es cerrar una propuesta de cine de entretenimiento con un sabor comparable a los clásicos de los años ochenta y que está varias cabezas por delante del cine de entretenimiento que se está haciendo últimamente.


Se habla de que “se ha querido hacer un grandes éxitos del cine deSteven Spielberg”, productor de la cinta. No lo puedo negar la evidencia porque es cierto que hay escenas o recursos cinematográficos que recuerdan a la obra de Spielberg. Hasta se ha rodado en el estado de West Virginia que es colindante con el Ohio natal de Steven Spielberg. No han cometido la desfachatez de copiar escenas tal cual como ocurre en GREEN LANTERN (2011), y sólo los más fieles seguidores del director de JURASSIC PARK (1993) irán descubriendo las distintas analogías de la historia.J.J. Abrams ha confeccionado una historia compacta, aunque como en otras ocasiones, funciona mejor creando expectativas que luego resolviéndolas.

Tras una primera hora trepidante y repleta de escenas memorables, el relato cae en los más absolutos convencionalismos y esa chispa inicial desaparece hasta un doble final tan vibrante que consigue redimirla.  Es en el momento en el que los chicos dejan de grabar su película cuando comienza este traspiés que se podría haber subsanado con menos lógica y más pasión al cine.


Aunque se ha suministrado poca información de la película antes de su estreno en USA el pasado mes de junio, los espectadores españoles que han tenido que esperar dos meses para poder verla están recibiendo más información que los norteamericanos. No entiendo mucho esa idea de que “se recupera el cine protagonizado por una pandilla”, porque de la pandilla sólo participan prácticamente dos. Bueno, dos y medio si contamos al de los petardos. La historia no se mueve por la dinámica de la pandilla, sino más bien por quienes se salen de ella.


El guión nos ofrece dos personajes adolescentes muy interesantes, como son Joe (Joe Courtney) y Charles (Riley Griffiths), que están maravillosamente interpretados por dos recién llegados a esto del cine.  Con algo de más tablas, Elle Fanning consigue que su Alice Dainard realmente nos conmueva desde que aparece en pantalla. Los personajes adultos no son más que meras comparsas o arquetipos sin mucha chicha. Ni siquiera el padre del protagonista, Kyle Chandler. La Academia del Cine española para su próxima edición ha negado la posibilidad que los menores de 16 años sean premiados.

Por suerte esa injusticia no ocurre en Estados Unidos y tanto Joe con 15, Riley con 14 años y Elle con 13 años podrán competir con sus excelente interpretaciones en las mismas categorías que otros intérpretes adultos gracias a sus trabajos en SUPER 8 (2011).


Jamás había visto en el cine una escena de trenes como la que arranca SUPER 8 (2011). A nivel cinematográfico es todo un prodigio, por las imágenes que podemos ver y por un sonido que termina de redondear una escena que difícilmente se puede olvidar. Eso en cuanto a escenas grandilocuentes, pero es que hay unas cuantas más de menor envergadura pero de una gran delicadeza que también se te quedan, y que no pienso desvelar. Eso si, cuanto termine la película no os vayáis muy rápido de la sala. Quien avisa no es traidor.


Pocas veces el cine contado en el cine quede bien, y mira que Pedro Almodóvar lo ha intentado veces y nunca termina por funcionarle. SUPER 8 (2011) es una película que emociona principalmente a todos aquellos que algún día se atrevieran a comenzar a dar sus pasos en esto del mundo del cine, y que hubieran dado su vida por haber vivido una aventura como la que viven en esta película. Y para aquellos que prefieren disfrutar el cine tan solo como espectador, también porque es una película que sin ninguna excusa está hecha para que el gran público disfrute del séptimo arte.

No os la podéis perder.


20 ago. 2011



Por Alejandro Contreras.

Hal Jordan (Ryan Reynolds) es un piloto tan hábil con los aviones como un desastre como persona, y más aún en su descontrolada vida sentimental. Ya su padre había sido un conocido piloto y héroe que murió en una exhibición en la que Hal estuvo presente. Aunque lo esconde al resto del mundo, la muerte de su padre le ha causado un trauma que no consigue superar y del que se avergüenza.


Vuela en una compañia donde comparte horas de vuelo con Carol Ferris (Blake Lively), la que hace años fue su primer gran amor. Ahora es su superior y no tolera sus faltas de disciplina y desobediencias, aunque en el fondo sigue queriéndole. La vida de Hal Jordan dará un cambio cuando el anillo de un Green Lantern agonizando le elija a él.


No es el único que verá como su vida da un vuelco de 180 grados. El científico Hector Hammond (Peter Saasgaard) es elegido por el gobierno americano para realizar una misión de alto secreto. Ha sido seleccionado para hacer la autopsia a un ser extraterrestre que han hayado muerto. Pronto Hector descubrirá que ha conseguido este honor por tráfico de influencias, y que su padre el senador Robert Hammond (Tim Robbins) es quién está detrás de su elección.


Durante la autopsia Hector estará expuesto a un material que no pertenece al extraterrestre fallecido sino a quién ha causado su muerte. Ese material no sólo conseguirá que Hector sufra mutaciones físicas sino que además comience a tener ciertos poderes que usará en principio para librar sus propias batallas personales, sin saber que se está convirtiendo en un mero recipiente de Parallax.



Hal Jordan irá conociendo poco a poco los nuevos poderes que tiene, hasta que los propios guardianes del universo llamados Green Lanterns Corps se pongan en contacto con él. Sin saberlo ha sido el elegido por el mismo responsable del sector 2814, donde se encuentra el planeta Tierra, para continuar con sus funciones. Allí con sus nuevos compañeros aprenderá a utilizar sus nuevos poderes y conocerá la amenaza que hace temblar a todos ellos y que ya se ha cobrado la muerte de cuatro Green Lanterns.


Desafortunada adaptación al cine para un personaje tan importante en el mundo del comic como éste. Ahora que otros personajes de DC Comics están protagonizando más que dignas películas de sus personajes como la trilogía de Batman de mano de Christopher Nolan y el nuevo lavado de cara que se pretende dar a Superman, con GREEN LANTERN (2011) nos recuerda más a como estaba progresando la saga de Batman antes de que Christopher Nolan la salvara de la hecatombe.


Un guión absurdo con caricaturas de personajes arquetipados hasta decir basta, con multitud de escenas calcadas de otras películas y sin haber hecho el mínimo esfuerzo de ofrecer un producto novedoso o con cierto empaque. Más cercana a la parodia del cine de superhéroe que a un digno episodio de este género, flaco favor se ha hecho a los fans de los comics. Un guión que coge escenas de una y de otra película con un sabor más a plagio que a homenaje y que trata de meter a la fuerza una discusión pseudo-filosófica entre la fuerza del miedo y la voluntad que es absolutamente bochornosa. Cuesta creer que esté dirigida por el mismo Martin Campbell que tan buen resultado ha dado en el ultimo episodio de James Bond.


Los actores pues tampoco ayudan mucho a levantar un producto tan pobre. A Ryan Reynolds tanta luz verde parece que lo ciega y se le prefiere a oscuras en el interior de la caja donde lo tuvo encerrado Rodrigo Cortés para BURIED (2010)Blake Lively consigue un aprobado con el personaje de la chica de la película que hasta Elsa Pataky podría haber hecho mejor. Peter Saasgaard recuerda a resbalones tan memorables como el de Jim Carrey en BATMAN FOREVER (1995), mientras que Tim Robbins termina siendo el tuerto que era rey en el mundo de los ciegos. Y bueno, los personajes hechos por ordenador mucho tiempo que aprender de los resultados que han tenido en THE SMURFS (2011).

Lo peor de la película es su final. Y no porque sea un final abierto sino porque claramente se ve que esto tendrá una secuela a pesar de los tibios resultados en taquilla y finalmente será una trilogía.


19 ago. 2011


Por Alejandro Contreras.

“Mira, hacemos una cosa. Cuando España pase de cuartos nos casamos, ¿vale?” Con esta promesa que le hace ella (Silvia Díaz) en una playa de Barcelona quiere retrasar de forma indefinida el momento de contraer matrimonio con su novio (Jorge Rico).

Esto se produce antes de junio del 2008, donde España por fin pasó de cuartos en la Eurocopa, y mucho antes de que se convirtiera en la campeona del mundo en el Mundial de Suráfrica 2010. Estos éxitos del fútbol español tendrán un impacto en la pareja a propósito de esa promesa hecha en la playa.


Era indudable que los logros sin precedente en la historia del fútbol español más pronto o más tarde iban a salir a relucir en la producción audiovisual de un país como España donde el fútbol es mucho más que el deporte rey.

Con tan sólo 3’29” en PORQUE LA VIDA PUEDE SER MARAVILLOSA (2010), cuyo título es un claro homenaje al malogrado periodista Andrés Montes, su director/guionista/productor Juan Luis Moreno Somé aprovecha el contexto del mejor momento del fútbol español para contarnos una historia de una pareja donde ella no tiene muchas ganas de casarse. Curioso que sea ella y no él, ya que siempre se achaca a los hombres ese miedo al compromiso.




Destacables los primeros fotogramas que tan bien retratan a la playa que se encuentra cerca de las Torres Mapfre y la zona olímpica de Barcelona. Buena elección de los actores protagonistas, destacando a Silvia Diaz que consigue decir mucho sin apenas hablar.


Este séptimo cortometraje de Juan Luis Moreno Somé supone una nueva fase en su carrera que se va afianzando en cada nuevo trabajo que presenta. Se nota un salto cualitativo muy importante de este trabajo frente a los cortometrajes anteriores del director. Sin lugar a dudas todo lo que está aprendiendo en sus clases para conseguir la diplomatura en Dirección Cinematográfica en el CECC de Barcelona y sus colaboraciones con otros cineastas comienzan a plasmarse en sus trabajos.


Este cortometraje se hizo para concursar en el NotodoFilmFest en diciembre 2010, aunque posteriormente se retocó en 2011 para que pudiera participar en otros festivales. Recientemente ha sido galardonado con el segundo premio en el I Certamen de Cortos Colectivo Croma en Málaga. El malagueño Juan Luis Moreno Somé está dispuesto a concursar en la próxima edición del Festival de Málaga de Cine Español (FMCE) como ya ha hecho con tres cortometrajes suyos en ediciones anteriores. Y pronto comenzará los estrenos y promoción de su nuevo cortometraje EN LA PENUMBRA (2011) que dará mucho que hablar.



18 ago. 2011


Por Alejandro Contreras.


Sasha (Sascha Kekez) viene de regreso con sus padres de unos días de vacaciones en Montenegro, donde están las raíces de la familia. 20 años atrás, por esos entonces aún no había nacido aún Sasha, toda la familia Petrovic tuvo que huir de la guerra de Yugoslavia y se fueron a vivir a Colonia. Es en esa ciudad alemana donde Sasha se siente en casa. Allí está la universidad, sus amigos y sus clases de piano.


Stanka (Zeljka Preksavec), su madre, sueña con tener algún dia un gran pianista en la familia y no le importa regresar días antes para que Sasha pueda prepararse una importante prueba de acceso a una importante escuela. A su regreso a Colonia le está esperando Jiao (Yvonne Yung Hee), su mejor amiga, su confidente y con quién comparte su lucha en el mundo de la música.


Ese viaje a Montenegro le sirve a Vlado (Predrag Bjelac), el cabeza de familia para plantearse que ya es hora de que la familia Petrovic regrese a su tierra natal. 


Para Sasha el mismo viaje ha tenido efectos totalmente distintos. A sus 19 años está comenzando a asumir que se siente atraído por los hombres en general y por su profesor de piano, Mr. Weber (Tim Bergmann) en particular. Sasha arde en deseos de volver a encontrárselo a su regreso a Colonia sin saber que una buena noticia para el profesor le partirá el alma en dos.


A pesar de que en Alemania se vive con bastante libertad el tema de la homosexualidad, no es así en el seno de una familia de ex-yugoslavos. A Sasha le viene de maravilla su relación con Jiao que a ojos de su homofóbico padre es la novia de su hijo, sin saber que la muchacha ignora su homosexualidad y está tan enamorado de él, como Sasha lo está de su profesor de piano. Ante la inminente marcha de Mr. Weber de la ciudad, y ante la amenaza de un retorno de toda la familia a Montenegro, a Sasha no le queda otra que lanzarse y tomar las riendas de su vida.


Tras años de preparación y algunos cortometrajes en su espalda, el alemán con antecedentes de Chequia y Montenegro Dennis Todorović se lanza al largometraje con una historia que conoce bastante bien. Y aunque en algunos aspectos tenga similitudes en el trasfondo de SVETAT E GOLYAM I SPASENIE DEBNE OTVSYAKADE (2008), la lectura progresista de Todorović es totalmente opuesta a la visión tan arcaica que nos ofreció Stephan Komandarev.


Lo que podría haber sido una película de temática gay más, de nuevo dándole vueltas a la iniciación sexual y a la salida del armario, se enriquece mucho al mezclarlo con la problemática y la realidad de un hijo de inmigrante que respira en su familia valores mucho más antiguos a los del lugar donde residen actualmente.


El joven actor Sascha Kekez defiende de largo su difícil papel. Junto a él Tim Bergmann, actor que se mueve principalmente en series o películas para la televisión, aunque es justo recordar que 15 años atrás consiguió un gran éxito como uno de los protagonistas del largometraje ECHTE KERLE (1996), gracias al cual se convirtió en todo un sex symbol para el público gay.


Película galardonada a principios del 2011 con el premio al mejor largo de ficción del festival de temática gay Bilbao Zinegoak y en muchos otros festivales como el Festival del Sol Tenerife 2011 o el de Atenas del mismo año. Sin lugar a dudas, SASHA (2010) es una muy buena película no sólo por argumentos puramente cinematográficos (es una historia muy bien contada, interpretada y dirigida), sino además por el bien y lo mucho que puede hacer esta historia para la aceptación de la homosexualidad en ciertos sectores más difíciles de hacer entender.

 

blogger templates | Make Money Online